De vuelta a los orígenes

Bueno, bueno, bueno... La última vez que escribimos algo que no fuera certificar que no estamos muertos fue en agosto... ¡de 2013! En un par de meses serán tres añazos con el blog de Euskopokalipsis parado.

Aunque no ha sido así para sus responsables, que no han dejado el culo quieto durante este tiempo. Además de seguir con nuestros respectivos proyectos, como el LEFT 4 SGC (Left 4 Dead 2) de Russell y mi Shinra Museum (Counter Strike GO), hemos podido tontear con otras tecnologías como Blender, Unity e incluso hemos metido las narices en el Unreal SDK. Y, aunque no descartamos trabajar con esas tecnologías, nuestra situación actual no nos permite dedicarlas todo el tiempo que requieren para poder proporcionaros contenidos de calidad en esos ámbitos.

Por añadido, en estos últimos años nuestra situación personal y laboral ha cambiado radicalmente, tanto a Russell como a mí. Pero una cosa es cierta, aunque tengamos épocas de menos actividad en este ámbito, siempre vamos a volver, continuando proyectos empezados o bien probando cosas nuevas.

Y esa es una de las razones por las que he decidido comenzar la que espero que sea una nueva etapa en Euskopokalipsis. Comencé a trabajar con videojuegos a los 15 años, con el grandioso RPG Maker, y tuve la suerte de conocer a Russell hace ya 5 años, que fue cuando conocí el mundo del mapeo. Es muy probable que bastantes de vosotros comenzarais con esto y que, por trabajo o por situación doméstica, lo hayáis dejado apartado (debido al cansancio o falta de tiempo). Yo mismo he tenido la tentación de dejarlo como "algo del pasado", y por eso mismo voy a comenzar una serie de artículos en los que iré haciendo un proyecto de Counter Strike Global Offensive.

¿Porqué esta serie? Ahora mismo tengo un trabajo en el que me paso casi tres cuartas partes del día y, cuando llego a casa, tengo una hija que atender. Es lo más grande que tengo, pero cuando se queda dormida... no tengo fuerzas ni para quejarme.

Lo que quiero es demostrarme a mí mismo que se pueden continuar proyectos al margen de las responsabilidades que se puedan llegar a tener. Y espero que este blog vuelva a ser la vela que me vaya impulsando.

Intentaré escribir un artículo cada semana, en el que iré contando problemas con los que me encuentro y podréis ver el avance del proyecto.

¡Espero que os guste!

Volvemos a los orígenes...